BARCELÓ

01 julio 2014

ESTEFANÍA PERAL, LA MARCA ESPAÑA EN SINGAPUR

La barcelonesa Estefanía Perál se ha convertido claramente y sin discusión en el exponente de la marca España en Singapur. Desde que en 2003 abandonara Barcelona y pusiera rumbo a Singapur, la senda que esta licenciada en Historia ha recorrido la ha llevado a convertirse en un referente de la enseñanza del español en Singapur.

En 2005, Estefanía fundó LAS LILAS SCHOOL, una escuela de enseñanza del español donde cada año más de 700 personas llenan sus clases, desde niños a adultos dando trabajo a varios españoles y latinos y ofreciendo un grado de calidad inigualable. En 2007 obtuvo el reconocimiento por parte del Instituto Cervantes como centro Asociado en el Sureste Asiático y convirtiéndose en centro examinador de los exámenes oficiales DELE.





Estefanía relata que  siempre sintió inclinación por la enseñanza y por el mundo de la empresa, por lo que se muestra muy afortunada de tener la posibilidad de conjugar ambos mundos y poder vivir y disfrutar de ello”.

Los principios fueron duros. “Hubo muchos momentos en los que deseé no haber tomado la decisión de dejar España. Han sido 10 años muy intensos, de muchísimo trabajo, aquí he pasado los momentos más importantes de mi vida y también los más difíciles. Al estar lejos de tu país, los amigos se convierten en tu familia. Creo que los grandes beneficiados de esta experiencia están siendo mis hijos”.

Toda esta trayectoria ha provocado que Estefanía fuera escogida entre los 100 españoles más influyentes residentes en el extranjero.

Esta iniciativa llevada a cabo por la Asociación Fusionarte, una asociación dedicada a la promoción de la cultura y el arte que cuenta en su historial con la organización de eventos similares en España y otros países latinoamericanos, como “100 colombianos”, “100 mexicanos”, “100 latinos Madrid” o “100 latinos Miami”. Esta asociación cuenta con el apoyo  de Marca España y lleva en su ADN el  objetivo de promocionar el valioso capital humano de España, haciendo visibles 100 ejemplos de perseverancia, superación, talento y éxito, de españoles que establecidos por todo el mundo, destacan en sus distintos ámbitos profesionales. Entre los premiados del 2014 destacan nombres como Plácido Domingo, Antonio Banderas e ilustres investigadores como Pedro Alonso o Joan Massagué o restauradores como José Ramón Andrés o la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

El 9 de junio se inauguró en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid – Barajas una exposición con las fotografías y perfiles de los 100 españoles. La muestra, que se encuentra en el pasillo de acceso a la terminal T2 desde la parada de metro Aeropuerto T1 T2 T3 y se ha podido visitar hasta el 30 de junio de 2014. Actualmente, se estudia la posibilidad de trasladar la exposición a otros puntos de España y del extranjero, como Embajadas y Consulados de España, sedes del Instituto Cervantes u Oficinas de Cooperación.




3 comentarios:

Marc Cds dijo...

La verdad la Sr. Estefania peral ni ustedes cuentan la situación laboral de sus profesoras.
Los precios por hora son 25 dolares menos que en cualquier otra escuela de Singapore.
Añado que exige clausula que de dejar de trabajar en su escuela, durante seis meses no puedes trabajar en ninguna otra escuela de Singapore, por lo que si caes en su escuela no tienes mas remedio que someterse a sus exigencias y en caso de que las incumplas te denuncia e intenta hundirte la vida.
Aqui tienen a la esclavista mas influyente de España en Singapore.

Anónimo dijo...

¿qué pasa? que te puso una pistola en la cabeza para que firmaras el contrato.
En un mundo libre tu eliges si trabajas en un sitio o en otro, si no te gustan las condiciones, pues antes de firmar ¿ por qué no buscaste trabajo en esas otras escuelas ?
Por cierto, se dice Singapur, no Singapore, no me extraña que ya no trabajes en esa escuela, si ni siquiera sabes escribir en español.

Anónimo dijo...

pues claro que si, ¿Alguien te forzó a "caer" en esa escuela ?
vaya mierda de queja la del amiguete Marc. Posiblemente no tenías nivel ni para enseñar a las ranas